Compak Coffee Grinders

Noticias

El diseño de la molienda en frío

JULIO 2022

por Josh Fields, COMPAK AMERICA LLC

En COMPAK estamos obsesionados con diseñar los mejores molinos en la búsqueda de la elaboración de un café excelente. Damos vueltas en una rueda de hámster interminable de reingeniería, ajustes y pruebas en nuestro objetivo de mejora y optimización del producto.

En esta búsqueda de la esquiva utopía de la molienda perfecta, hemos descubierto que los factores que históricamente han afectado a los molinos de café son, lamentablemente, intrínsecos al proceso de molienda; velocidad, fricción y materiales tradicionalmente subóptimos. Estos subproductos nocivos del proceso de molido contribuyen a dañar la naturaleza delicada de los cafés excepcionales y, por lo tanto, deben minimizarse para mejorar la calidad de la molienda.

A medida que uno continúa profundizando en el tema, se hace evidente que estos subproductos dañinos pueden reducirse a una condición principal, que es la generación de CALOR. Creemos que es fundamental evitar la reaplicación de calor a un producto que ya había sido cuidadosamente elaborado usando calor como es el caso de los granos de café tostados. Minimizar las temperaturas elevadas resultantes del proceso de molienda es una danza precisa que juega un rol extremadamente importante en las características finales del sabor del café en la taza.

Nuestra misión de mejorar cada paso en el proceso de flujo de granos de la molienda donde están presentes las oportunidades para la reducción de calor, incluye pero no se limita a: flujo de aire interno, velocidad de la fresa, reducción de la fricción y materiales utilizados. A continuación, se muestran algunos de los aspectos implementados que garantizan nuestro diseño de molienda en frío:

Mayor flujo de aire interno: al colocar rejillas de ventilación ubicadas estratégicamente, un sistema de ventilador doble que extrae aire caliente del interior de la sección superior cercana al motor junto a un segundo ventilador que introduce aire frío por la parte inferior del molino, la estabilidad de la temperatura se mejora considerablemente.

Bajas revoluciones de las fresas: la lenta velocidad de rotación de las fresas debe configurarse con precisión para optimizar la producción rápida y minimizar la generación de calor. Esto ha jugado un papel muy importante en lograr este equilibrio crítico de rendimiento y estabilidad a baja temperatura.

Fresas planas grandes: el uso de fresas de gran diámetro y corte profundo aumenta la cantidad de café molido por revolución, y menos revoluciones significa menos calor y fricción.

Optimización del material de las fresas: Hemos seleccionado materiales como el acero K-110/D2 para nuestras fresas, que es un acero para trabajo en frío de alta resistencia y baja fricción. Se utiliza habitualmente en las industrias farmacéutica, médica y de perforación petrolera. Este material es óptimo para el control de la temperatura y la estabilidad en aplicaciones de alta fricción.

Este exhaustivo proceso de detección de los factores generadores de calor tuvo como resultado un diseño en los molinos que ofrece una extraordinaria estabilidad de temperatura y molienda en frío.

> The Coffee Technicians Guild - "The Cold Grind Design"

‹ volver